Frente a la reproducción de la costumbre norteamericana en suelo argentino, el famoso “Black Friday” se ve en parte condicionado, por las nuevas medidas del Banco Central de la República Argentina. Justamente, los sectores en los que más se enfatizan las ofertas, suele ser el de los pasajes internacionales, así como los paquetes de alojamiento que reserva la gente, para llegar tranquila a destino.

Y es que, debido a la delicada situación en la que se encuentran de nuevo, las reservas del BCRA, está prohibida la venta de pasajes, alojamientos, alquiler de vehículos, o de cualquier otro paquete turístico, en cuotas por tarjeta de crédito, según se dio a conocer por comunicación 7407. Sin duda, un fuerte golpe para muchas empresas que se dedican al rubro, dentro de las cuales, muchas de ellas son PyMEs, que aún no han podido recuperarse al 100% de la dura llegada del COVID-19, y de todas las restricciones que esta significó.

Esta medida, tuvo un recibimiento muy negativo por diferentes agencias turísticas, que acusaron al Gobierno de no ofrecer una previsibilidad justa para el futuro de sus negocios, y una inexistencia de reglas del juego claras, para poder mantenerse y prosperar, o en muchos casos, terminar de levantarse. En cuanto a lo concerniente al “Black Friday”, refiriéndonos a las demás compras que pueden ser aprovechadas, empresas como Amazon, Grabr, Aerobox o TiendaMIA, ofrecen poder gozar de los mismos beneficiosos descuentos que se perciben en Estados Unidos.

 Algunas de estas páginas, toman el precio del dólar solidario a $175, y otras ofrecen incluso un dólar que no está influenciado por ningún tipo de impuesto. Sin embargo, en otras puede encontrarse que en las compras aparezca el famoso impuesto PAIS, y algún que otro permitido de la AFIP. En cuanto a las ofertas locales, empresas como Hiper ChangoMAS, Punto Mayorista y Walmart, ofrecen amplios descuentos, que van desde 2×1, 3×2, ofertas de hasta 70%, e incluso 24 cuotas sin interés.

Una de las recomendaciones para poder comprar a dólar barato y sin impuestos, es intentar contactar directamente con alguna empresa de envíos y acordar con ella como proseguir, sobre todo si se trata de una compra en el exterior. De esta forma, intentando evitar el cargo de 65% al dólar oficial, y comprando a un precio más barato que el pueda ser ofrecido en un local.