Luego del triste record mundial donde en 2023 superamos nada más y nada menos que a Venezuela y al Líbano, el Índice de Precios al Consumidor (IPC-Costo de Vida) aumentó durante enero un 20,6%, con lo que la inflación interanual acumulada llegó al 254,2%, informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

De esta manera, la inflación del primer mes del año dio un leve respiro con respecto a diciembre pasado, en el que se ubicó 25,5% y del cálculo del 21,9% que estimaron las consultoras que participaron del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el Banco Central (BCRA).

Mayores y menores subas

El rubro de mayor aumento en el mes fue el de «Bienes y servicios varios» con el 44,4%, producto del incremento en artículos de Cuidado personal. Le siguieron «Transporte«, con el 26,3%, por las subas en transporte público y el arrastre del aumento de combustibles, junto con «Comunicación», con el 25,1%, por el alza en servicios telefónicos y de internet.

Sin embargo, la división con mayor incidencia (es decir donde más se mueve el bolsillo de los consumidores) en todas las regiones fue Alimentos y bebidas no alcohólicas, con un incremento del 20,4%. Al interior de este rubro se destacaron las subas de Carnes y derivados y Pan y cereales. Las dos divisiones que registraron las menores variaciones en enero fueron Prendas de vestir y calzado, 11,9%; y Educación, con el 0,9%.

Tras la nueva cifra, el Ministerio de Economía emitió un comunicado donde asevera que el dato de 20,6% de inflación de enero estuvo explicado en parte por la inercia en el ritmo de precios que había dejado el 25,5% de diciembre y que el plan económico con ajuste fiscal y monetario prepararán el terreno para una “trayectoria inflacionaria decreciente”. Hacienda apuntó que la devaluación fue menor que la suba de precios:

El traslado a precios de la devaluación de diciembre fue mucho menor al del salto del tipo de cambio en agosto del año pasado. Mientras en aquel entonces la mejora en el tipo de cambio real fue consumida en menos de dos meses, entre diciembre y enero la inflación fue de 51%, frente a una suba nominal del tipo de cambio de referencia de 129%”.

La reacción del arco político

Una de las primeras en salir al ruedo fue María Eugenia Vidal, quien sostuvo que el número era «el resultado de años de kirchnerismo» y aprovechó para arremeter contra Sergio Massa. «Es el resultado del Plan Platita y de una candidatura personal que emitió sin medir las consecuencias, que pisó los precios con regulaciones que todos sabíamos que no servían. Es el resultado de un modelo que le mintió a los argentinos con tal de mantener su poder», afirmó la oriunda del barrio de Flores y diputada nacional.

En tanto, Diego Santilli advirtió que con esta cifra, «Argentina quedó segunda en el podio de inflación mundial. Eso es lo que nos dejó el gobierno anterior. La maquinita, los parches, el “plan platita y las medidas electoralistas no fueron gratis, lo estamos sufriendo«, remarcó el diputado.

Mientras que el kirchnerismo castigó al oficialismo: «Devaluación del 120%, aumento de impuestos, desregulación de las relaciones económicas y sociales, multiplicación de la inflación. El primer gobierno de Milei, el segundo Macri y el tercero de Sturzenegger pulveriza a la los sectores populares, a los laburantes y a la clase media. Los más fuertes abusan de los más débiles«, escribió Cecilia Moreau.

Por Fernando Larocca