Javier Gerardo Milei asumió como presidente de la Nación y Argentina tendrá un mandatario libertario durante los próximos cuatro años. En su primer discurso como presidente, de espaldas al Congreso y frente al público- fiel a la tradición norteamericana-, Milei puso el foco en la famosa «herencia recibida».

Con indicadores alarmantes de la macroeconomía, dejando bien en claro que la administración saliente dejó un tendal de problemas a solucionar. «No hay alternativa al ajuste y al shock«, afirmó. El mensaje desde las escalinatas del Palacio Legislativo se centró casi exclusivamente en el terreno económico, aunque hubo referencias a la inseguridad y la crisis educativa. «Hoy comienza una nueva era en la Argentina, hoy damos por terminada una larga y triste historia de decadencia y declive, y damos inicio a la transformación de nuestro país», destacó Milei en un fragmento de su discurso.

Y agregó: «el desafío que tenemos por delante es titánico». En otro pasaje, enumeró que los déficits gemelos –comercial y fiscal– alcanzan un 17% del Producto Bruto Interno (PBI), de los cuales el 15% se explican por el rojo del Tesoro (5%) y los pasivos remunerados del Banco Central (10%). Subrayó que aun cuando de repente el BCRA dejara de emitir abruptamente, “seguiremos pagando los costos del desmadre monetario del gobierno saliente, porque haber emitido por 20 puntos del PBI no es gratis, lo vamos a pagar con inflación”.

Referencias históricas en las palabras del Presidente

Hubo referencias al pasado en el discurso de Milei: “el sobrante de dinero en la economía es del doble en relación al que había previo al “Rodrigazo”, oportunidad en la que la tasa de inflación se multiplicó por 12, lo que significa que de una tasa de inflación consolidad actual del 300%, se podría pasar a una del 3.600%”. Luego prosiguió:” los pasivos del Banco Central son peores que los que había meses antes de que comenzara la hiperinflación durante la presidencia de Alfonsín y equivalen, a valores de hoy, a una inflación del 15.000% anual”.

“El kirchnerismo nos deja una inflación plantada del 15.000% anual, que vamos a luchar con uñas y dientes para erradicarla. Es un número que parece un disparate, pero implica una inflación del 52% mensual, y hoy mismo ya está viajando del 20 al 40% mensual, que es lo previsto entre diciembre y febrero. Nuestra máxima prioridad es hacer todo lo posible para evitar semejante catástrofe”, subrayó Milei.

Repercusiones

Lógicamente el arco político salió a manifestarse tras las palabras del flamante mandatario. Mientras que el ex Jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta en nombre de Juntos por el Cambio advirtió que «Juntos a todos los gobernadores de Juntos por el Cambio, nuestros bloques en el Congreso de la Nación y los más de 500 intendentes de nuestro espacio, vamos a sostener nuestra vocación constructiva para que la Argentina pueda resolver los problemas tan difíciles que enfrenta«.

Desde la oposición, el Gobernador reelecto de Tierra del Fuego, Gustavo Melella compartió un positivo mensaje de felicitación al flamante presidente de los argentinos. «Al conmemorarse 40 años del regreso a la democracia, mis felicitaciones al Presidente Electo Javier Milei».

Desde el oficialismo, Marcela Pagano, diputada nacional de La Libertad Avanza, y una de las principales figuras del partido libertario, fue clara tras el discurso de Milei y aquella frase: «Javier prefiere decir una realidad dura que una mentira bonita. Él está diciendo la verdad y no genera falsas expectativas», agregó la ex periodista televisiva.

Por Fernando Larocca