En una definición reñida, ya que empató en votos generales con el noruego Erling Haaland fue consagrado como ganador “pateando los penales”. Cuando ocurre un empate en votos se resuelve por los votos más calificados que son los de los capitanes de las selecciones de fútbol.  

En términos generales, la auditoría de los premios conseguidos por Lionel Messi, este trofeo se convierte en el 57° de su colección y la tercera del premio “The Best”. Ya había conseguido las ediciones de 2019, 2022, de este último. De esta manera, hasta el momento, es el que lo ganó más veces. Se desmarcó del portugués Cristiano Ronaldo y del polaco Robert Lewandowski, que poseían también dos de estos trofeos. 

En esta oportunidad, se produjo un hecho fuera de lo común. Messi y el noruego Erling Haaland, habían empatado en la cantidad de votos. Ambos lograron 48 votos, tercero quedó Mbappé con 35. El trofeo “The Best”, organizado por la FIFA, elige al mejor futbolista del 2023, a través de una elección global, realizada por un jurado internacional. Dividido en cuatro categorías: entrenadores actuales de las selecciones, capitanes actuales de las selecciones, periodistas especializados de cada país y fanáticos de todo el mundo.

Cada una de estas reúne al 25% del total de los votos cada una. Cada voto debe elegir a los integrantes de la terna, marcando con cinco, tres o un punto de acuerdo al puesto que corresponda. Se toma en cuenta la actividad desarrollada por los jugadores desde el 19 de diciembre del 2022, después de jugado el mundial de Qatar, hasta el 20 de agosto del 2023. Se definió en favor de Messi porque fue el que consiguió ser elegido por mayor número de capitanes de los equipos.

Así está considerado en las “Reglas de Asignación”, que expresa en su artículo 12, que habiendo empate entre los ternados en las generales, se define por el haya logrado más votos por parte de los capitanes de la selección masculinas. En ese sentido Meesi le ganó a Haaland, por 13 a 11 votos de capitanes. Realmente es magistral lo que logró hasta ahora y no cesa de conseguir. Aunque esté jugando fuera de la elite mundial al decidir continuar su carrera en el fútbol de EE.UU.

Por Juan Tucci