El Jefe de Gobierno Jorge  Macri, se presentó en el Centro de Monitoreo Urbano (CMU) de Chacarita, donde supervisó el funcionamiento de las pistolas Taser y habló con policías de la Ciudad que ya las utilizaron. En conversaciones con los efectivos y sus superiores, se analizaron los resultados que dejó la experiencia de haber utilizado ese armamento.

Lo cual fue aplicado en situaciones que se presentaban para actuar empleando, esta nueva herramienta para, la Policía de la Ciudad. Estas armas de baja letalidad envían una descarga eléctrica a través de dardos que inmovilizan. Macri se refirió a ellas con estas palabras: “Con esta herramienta se protege a los que pueden ser dañados y se reduce a quien puede dañar sin que nadie salga lastimado”.

Las pistolas Taser se utilizaron en siete ocasiones, siempre con éxito. La Policía de la Ciudad dispone de 60 pistolas, que fueron adquiridas el año pasado. Está en trámite el ingreso de 30 adicionales. El Jefe de Gobierno señala su parecer en esta declaración: “Tuvimos ya siete situaciones en las que se usó con mucho éxito. Estuvimos viviendo y compartiendo con ellos esa experiencia. Para mí era muy importante entender si la capacitación previa había servido, y efectivamente sirvió”.

Estas armas de baja letalidad graban toda la secuencia de uso (en imágenes y audio), lo que permite verificar posteriormente las condiciones de tiro. Lo cual también es una prueba fundamental en el momento de necesitar testimonios sobre la actuación de los agentes del orden. Todo se desarrolla en un marco de transparencia y de mayor seguridad para los que reciben la descarga y para el propio operador de la misma.

Porque ya no debería de dudar para decidir su aplicación, las consecuencias son de mucha menor dificultad que cuando se utiliza un arma letal y se interpone en la decisión de efectuar el disparo y generar un desenlace fatal, irreversible para la víctima y con consecuencias judiciales para el policía. Muchas veces ese instante de duda genera que el policía sea agredido por el delincuente.

En el análisis final de Jorge Macri, sus conclusiones fueron estas: “Tuvimos ya siete situaciones en las que se usó con mucho éxito. Estuvimos viviendo y compartiendo con ellos esa experiencia. Para mí era muy importante entender si la capacitación previa había servido, y efectivamente sirvió”.

Hay 235 efectivos autorizados para el uso de las Taser. Los nombrados fueron Capacitados por el Instituto Superior de Seguridad Públicamediante un curso de 53 horas cátedra. Donde son instruidos sobre el marco legal y los principios generales de Derechos Humanos, el uso de la fuerza, las características técnicas y el instructivo de uso de las Taser, así como también sobre sus efectos físicos.

Por Juan Tucci