El Gobierno de la Ciudad se apuntó un éxito en la lucha contra un azote social como es la mortalidad infantil: el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció el pasado jueves junto al ministro de Salud, Fernán Quirós, un descenso record en el índice para 2021.

La tasa de mortalidad infantil en la Ciudad de Buenos Aires (CABA) disminuyó en 2021, a 4,4 fallecidos por cada mil nacidos vivos. “Lo que representa la tasa más baja para el distrito”, manifestó Rodríguez Larreta. El índice se ubicó muy por debajo de los 7,9 muertos por cada mil nacidos vivos que se registraron en el año 2007, año en el cual el kirchnerismo dejó el gobierno del distrito, detalló el funcionario y señaló que el total de fallecidos en 2021 fue de 113.

«Esta es de las noticias más importantes que estamos dando en todo nuestro período de Gobierno. La lucha contra la mortalidad infantil es una prioridad desde el primer día», aseguró el jefe de Gobierno en una conferencia de prensa desde Villa Soldati. El aspirante presidencial sostuvo que: “mientras haya aunque sea, la muerte de un bebé por causas evitables, tenemos que seguir trabajando. Hacemos todo lo que está a nuestro alcance para que cada año sean menos los bebés que fallecen en los primeros meses de vida”.

Asimismo, apuntó que en esta problemática no hay grietas ya que es un desafío que nos tiene que involucrar a todos, durante la presentación de la que también participaron el ministro de Salud local, Fernán Quirós, y la diputada y ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Por su parte, Quirós destacó la «consistente» curva descendiente que mostró la tasa de mortalidad infantil a lo largo de los últimos años y aseguró que es resultado de políticas de Estado que ponen el foco en el cuidado del ciudadano con una mirada de bienestar integral. «Es un promedio que está por debajo del promedio argentino y latinoamericano, en el rango de los países desarrollados del mundo, dijo el ministro», dijo Quirós

¿Cómo está la ciudad en relación a otras geografías?                            

Si comparamos el último dato de 4,4 fallecidos cada mil nacidos vivos, con los diferentes países de la región e inclusive con nuestro país a nivel general, se puede dimensionar aún más este descenso histórico. En Latinoamérica, Perú alcanza el 10; Argentina, el 8; Chile, el 6; y Uruguay, el 5. En este sentido, el índice de 4,4 se ubica cerca de países con las mejores tasas del mundo como el Reino Unido y Canadá que se encuentran con 4 fallecidos cada 1.000 nacidos vivos.

En tanto otros países desarrollados muestran índices aún más bajos: por ejemplo Suecia con 1,8 y Finlandia, 2,5 mientras que en el otro extremo Afganistán registra la tenebrosa cifra de 104 por mil nacidos vivos. Los datos por Comuna pese al avance, subsisten diferencias entre las distintas zonas de la Ciudad. La tasa más alta está en la Comuna 3 (San Cristóbal y Balvanera), que en 2021 fue del 7,5, y en la 9 (Parque Avellaneda, Liniers y Mataderos), que en 2021 registró 7,3 fallecidos por mil nacidos vivos e históricamente exhibe malos números.

Las comunas con menor mortalidad infantil son en cambio la 11 (Villa General Mitre, Villa Devoto, Villa del Parque y Villa Santa Rita), la 13 (Belgrano, Núñez y Colegiales), la 14 (Palermo) y la 15 (Agronomía, Chacarita, La Paternal, Parque Chas, Villa Crespo y Villa Ortúzar), en todos los casos inferiores a dos por mil.