El anuncio se emana desde el Jefe de Gobierno, Jorge Macri. Está fundamentado en el sentido de reordenar la circulación en las calles de la Ciudad. Por ese motivo se redujeron a ocho, los corsos que se realicen en las calles. De esa forma se evitan los cortes totales que complican al tránsito porteño

Lo cual no significa que se dejar de festejar el Carnaval Porteño, lo que se hará consiste en pasar, seis de ellos, a las plazas y otro al Polideportivo Colegiales. Lo que significa que los vecinos de la Ciudad continuarán festejando el tradicional Carnaval Porteño. Simplemente, algunos de ellos pasan de las calles a otros espacios, que no necesitan que se corte la circulación de las calles.

Para bien de todos y sin perjudicar a nadie. Para definir esta decisión se ha realizado un trabajo profundo analizando las alternativas. Sobre la cantidad de corsos y la posibilidad de instalarlos en espacios que no comprometan al tránsito. Para que todos disfrutemos por igual de la carnavalesca fiesta.

En el año anterior se realizaron 22 corsos en la calle, ahora son 8 más 7 en otros lugares, suman 15. Se han perdido siete corsos. Igualmente, la fiesta sigue. También se reducen las 111 jornadas del total de los corsos a las 60 del actual. De esta manera, también se disminuyen los 47 cortes máximos por calle del 2023, a los 27 de este año. En cuanto a los cortes de calles totales, pasan de 347 a 198.

Los corsos que se mantendrán en las calles, se llevarán a cabo en los barrios de Boedo, Mataderos, Villa Pueyrredón, Villa Urquiza, Saavedra, Villa Crespo, Pompeya y Villa Lugano. Los restantes seis restantes que se instalarán en las plazas, se realizarán en los siguientes espacios: Anfiteatro Parque Lezama (San Telmo), Plaza Ricchieri (Devoto), Plaza Unidad Latinoamericana (Palermo), Plaza Unidad Nacional (Villa Lugano), Plaza Martín Fierro (San Cristóbal) y Plaza Irlanda (Flores/Caballito).

Por Juan Tucci