Tras una reunión de casi cuatro horas con la totalidad de los gobernadores y vicegobernadores del país,) Guillermo Francos, el Ministro del Interior que parece tener cada vez mayor centralidad, anunció una nueva Ley Ómnibus con menos de 200 artículos, y la restitución de la cuarta categoría del Impuesto a las Ganancias. Lo que implica una masa aproximada de 6.000 millones de dólares anuales para reforzar las finanzas de las provincias.

La palabra de Francos

Tras la reunión, Francos brindó una conferencia de prensa flanqueado por los gobernadores Rogelio Frigerio, (Entre Ríos), Osvaldo Jaldo (Tucumán) y el Jefe de Gabinete, Nicolás Posse. «El tema Ganancias lo conversamos, algunas gobernadores están de acuerdo otros no. Quedamos en segur hablando y se formará una comisión de ministros de Economía provinciales para seguir negociando«, sostuvo el ministro.

También se trabajará en reuniones con los ministros de gobierno de las provincias para tratar los temas políticos que establece el “Pacto de 25 de Mayo”. Algo fundamental debería ocurrir: en caso de llegar a un acuerdo los mandatarios provinciales deberían pedirle a los legisladores que les responden sus provincias acompañar, una reflotada ley ómnibus que será más acotada.

De la cual no se detalló demasiado que conservará y que no, respecto de la última, que fue retirada para su tratamiento. «Va a ser la Ley de Bases con los puntos que tenían consensos que ya se habían obtenido. Tiene menos artículos pero que les interesan a las provincias, como desregulaciones», se limitó a decir. Francos.

A su turno, el entrerriano Frigerio sostuvo que «Fueron más de cuatro horas conversando sobre las herramientas que necesita el presidente (Javier Milei) para sacar adelante la herencia que dejó el populismo. Dejamos definido un esquema de trabajo para avanzar con las reformas de los 10 puntos del Pacto de Mayo y de la nueva Ley Bases que toman los puntos que tenían más consenso».

Mientras que el tucumano Jaldo, sostuvo: «El Gobierno nos entregó puntos de la Ley Bases que luego se van a ampliar y luego será una decisión del Congreso de la Nación. Queremos que a este Gobierno le vaya bien«. Sobre el clima de la reunión, Francos sostuvo que el gobernador de Buenos Aires, fuerte opositor a Milei, Axel “Chiquito” Kicillof, «hizo varios comentarios y tiene diferencias y acuerda con otras propuestas del Pacto de Mayo. Pero fue todo expresado en un ambiente de cordialidad, después es responsabilidad del gobierno presentar los proyectos«.

Los gobernadores entraron puntuales a la Casa Rosada. Estaban citados a las 14.45 y exactamente a esa hora empezaron a ingresar, uno por uno, a través de la explanada, para luego desplazarse por el Salón de los Bustos y subir las escalinatas que los llevaban al Salón Eva Perón. En orden, pasaron Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Hugo Passalacqua (Misiones), Claudio Poggi (San Luis), Rolando Figueroa (Neuquén), Leandro Zdero (Chaco), Carlos Sadir (Jujuy), Marcelo Orrego (San Juan), Jorge Macri (CABA), Martín Llaryora (Córdoba), Gustavo Melella (Tierra del Fuego); Sergio Ziliotto (La Pampa); y Kiciloff (Buenos Aires).

En una segunda tanda llegaron: Ignacio Torres (Chubut), la vicegobernadora de Alfredo Cornejo, Hebe Casado (Mendoza), Frigerio y Alberto Weretilneck (Río Negro). Y, sobre la hora del encuentro, previsto para las 15, pasaron Teresita Madera, vice de Ricardo Quintela (La Rioja); Gisela Scaglia, la dos de Maximiliano Pullaro (Santa Fe), que decidió faltar a último momento por una urgencia de seguridad local pero no dejó de mandar un representante; el vice de Gildo Insfrán (Formosa), Eber Solís; Claudio Vidal (Santa Cruz); y Gustavo Valdes (Corrientes). Apenas más tarde llegaron Raúl Jalil (Catamarca), Jaldo) y Gustavo Sáenz (Salta).

Por Fernando Larocca