Finalmente tras largas negociaciones, cabildeos y concesiones del gobierno de Javier Milei, se aprobó –en general-por una cómoda mayoría de 144 votos contra 109 la llamada ley ómnibus. En realidad la podríamos llamar ley combi: de 644 artículos originales solo quedaron 363.

En total, el proyecto tuvo votos positivos de La Libertad Avanza (38), el PRO (37), UCR (32), Hacemos Coalición Federal (18), Innovación Federal (9), Producción y Trabajo (2), Buenos Aires Libre (2), Por Santa Cruz (1) y La Unión Mendocina (1).Los votos negativos provinieron de Unión por la Patria (97), Frente de Izquierda y de los Trabajadores (5), Hacemos Coalición Federal (4), UCR (2) y Por Santa Cruz (1).

Los asuntos centrales que faltan definir en la votación en particular-que será el martes-pasan por el Impuesto País y el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS). Si bien aún quedan otros escollos en el camino, serán los ejes principales de debate en las próximas horas. El jueves se postergó el debate para el día siguiente: Con acusaciones cruzadas e incidentes frente al Congreso, hubo una nueva jornada maratónica en la Cámara de Diputados, donde se trata la ley «Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos» impulsada por el Gobierno nacional.

Pasadas las 00:30, el debate pasó a un nuevo cuarto intermedio, sin que se lograra la esperada votación en general. La moción fue presentada por el presidente del bloque de La Libertad Avanza y la sesión se retomó el viernes a las 10. El gran esgrimista Fernando Iglesias aprovechó sus minutos para decir que «el control del espacio público es un problema del Poder Ejecutivo. Si hubo excesos —y yo no lo creo— se tiene que denunciar, no hay ningún motivo para parar al Congreso, hacerlo es golpismo institucional», opinó el legislador de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias.

Luego brindó un análisis en el que aseguró que «la Argentina está en terapia intensiva, es una enferma grave. Es una adicta a la droga y la droga se llama déficit fiscal. El síntoma es la inflación y el dealer es el peronismo». El debate fue lógicamente picante: en el cierre de la última jornada hablaron los presidentes de bloque: el presidente de La Libertad Avanza (LLA), Oscar Zago, rechazó las críticas de la oposición contra el gobierno de Javier Milei y destacó que con esta ley se comenzará a «reconstruir la Argentina«.

En el inicio de su mensaje, chicaneó al jefe del bloque de Unión por la Patria, Germán Martínez, que ayer dijo que «los discursos» eran para la oposición. «Sí, Martínez, ustedes se van a ir con el discurso, pero nosotros nos vamos a ir con la ley«, resaltó el jefe del bloque oficialista. Además, cuestionó al gobierno anterior y al ex presidente Alberto Fernández, al señalar que «está en España divirtiéndose con la plata que se afanó».

Mientras que el presidente de Unión por la Patria, Germán Martínez, rechazó el proyecto de ley ómnibus del gobierno del presidente Javier Milei y dijo que será «criminal» en muchos aspectos para la vida de los argentinos, el porteño Cristian Ritondo había dicho que «Hoy volvieron a hablar los que son responsables. Háganse cargo de que multiplicaron los planes, multiplicaron la inflación, dejaron más pobres y multiplicaron la deuda, los que criticaron la deuda de Macri”, cuestionó Ritondo en su exposición.

En tanto, el radical Rodrigo de Loredo afirmó que “ninguna de nuestras definiciones políticas dependen de los insultos o de los aplausos. Tampoco les pedimos ningún tipo de disculpas. Personalmente, no tengo ninguna cuota de admiración a la figura del Presidente, pero tiene todo mi respeto la investidura presidencial”, indicó el cordobés.

Por Fernando Larocca