20 de julio de 2024
Villas Once
País

Se está por firmar una resolución para anular la que prohibía a las aseguradoras brindar el servicio de remolques de auxilio

Cuando se anunció que el gobierno había dispuesto cancelar la prestación del servicio de grúas de auxilio, por medio de los seguros de automóviles, los asegurados habían quedado sin esa protección. El impacto fue preocupante porque se sumarían gastos adicionales para los usuarios. Ahora, se dio marcha atrás y se ha puesto en marcha la anulación de esa medida.

Con el objetivo de desregular al sector, por Resolución 217/2024, que se había publicado en el Boletín Oficial, se instaba a las compañías aseguradoras a dejar de prestar, de manera obligatoria, ese servicio en el término de 90 días. Algunas de ellas ya estaban iniciando el procedimiento.

Para aliviar el perjuicio que se causaba a los asegurados, se encuentra a la firma otra resolución que anule la anterior. El texto de la resolución que impedía continuar con la prestación, se resume en este contenido de la misma, refiriéndose a que las compañías de seguro, estaban obligadas a la cobertura de:

Desperfectos o problemas mecánicos, de batería, de arranque, eléctricos, pinchaduras, cortaduras y/o reventones de las cámaras o cubiertas o falta de combustible. Solo tendrían la obligación de cubrir los costos de grúa y auxilio mecánico en los casos de accidente, incendio y robo y/o hurto”.

Es un cambio que provocaba, según la descripción sobre los remolques, estaba destinado a la protección de los asegurados “Existe una percepción muy negativa de parte de los asegurados sobre la asistencia que hoy reciben y los altos costos que demanda la prestación del servicio de remolque y auxilio mecánico para situaciones ajenas a un siniestro, alteran la capacidad de responder a la función principal del contrato de seguro”.

No fue una medida que beneficiara a los usuarios porque más allá de cuidarlos de que el alto costo de los remolques, significaría el aumento del valor de las pólizas. Los costos no bajarían, seguirían subiendo. Lejos de ese objetivo, se perjudica más todavía, la posibilidad de sostener la cobertura, que es obligatoria. Los costos han aumentado por encima de la inflación, según lo marca el Índice de Precios al Consumidor (IPC) publicados por el INDEC.

La quita de ese servicio, aumentaría el impacto sobre los bolsillos de los automovilistas. Por todo esto es una decisión adecuada a las necesidades de hacer menos daño a los gastos cada vez más onerosos para mantener las coberturas, por parte de los asegurados.

Por Francisco Grillo

Related posts

Asumió Jorge Macri con promesas de trabajar “en equipo” con el gobierno nacional

Villas

Es oficial el bono de $8000 para jubilados

Dieron a conocer los fundamentos del fallo contra Cristina Kirchner y otros acusados

Leave a Comment